• Emsisoft

9 Lecciones Críticas de Seguridad Cibernética para enseñar a tus Hijos


Los nativos digitales se enfrentan a un nuevo conjunto de riesgos. Aquí hay nueve lecciones esenciales de seguridad cibernética que todos los padres deberían enseñar a sus hijos.

Internet ha cambiado la forma en que los niños interactúan con el mundo. Hasta el 95% de los adolescentes en los Estados Unidos tienen un teléfono inteligente, según cifras del Pew Research Center, y aproximadamente el 45% de los adolescentes dicen que están en línea "casi constantemente".

La conectividad durante todo el día es, en su mayor parte, una cosa sorprendente. Los jóvenes nativos digitales tienen acceso a un flujo ilimitado de información, entretenimiento y herramientas creativas que les permiten conectarse con el mundo de una manera que simplemente no era posible hace apenas una generación.

Por supuesto, no todo es arco iris y mariposas. Estar constantemente conectado conlleva riesgos significativos para la seguridad que son muy diferentes, pero no menos peligrosos, a los peligros que los niños enfrentaron hace 20 o 30 años. Desde el ciberacoso hasta el malware y todo lo que está en el medio, los padres ahora tienen la responsabilidad de enseñar a sus hijos cómo navegar de forma segura por la web y mitigar los riesgos que esperan en línea.

Aquí hay nueve lecciones esenciales que todos los padres deberían enseñar a sus hijos sobre la seguridad cibernética:

1. Lo que se publica en línea, permanece en línea

En un mar interminable de memes, selfies, fotos de gatos y publicaciones de blog, es fácil pensar que el contenido que publicas en línea simplemente se perderá en todo el ruido, pero ese no es necesariamente el caso.

Ayude a sus hijos a comprender que Internet es permanente. El contenido que publicas y compartes se puede transcribir, citar y tomar una captura de pantalla. Puede editarse, sacarse de contexto y cargarse en cientos de sitios web diferentes. Si lo pone en línea, debe sentirse cómodo con la posibilidad de que esté allí permanentemente, lo que puede tener consecuencias de gran alcance en su carrera y sus relaciones en el futuro.

Anime a sus hijos a tener en cuenta el contenido que publican y cómo podría afectarles a ellos y a otros usuarios de Internet, tanto ahora como en el futuro.

2. Está bien hablar del uso de internet

No es ningún secreto que una buena parte de Internet es inapropiada para los niños. Si bien los controles parentales pueden ser efectivos hasta cierto punto (restringir el acceso a través de múltiples dispositivos puede ser complicado, y cuando llegan a la adolescencia, la mayoría de los niños son lo suficientemente expertos en tecnología para eludir los controles), la comunicación abierta es igualmente importante.

En lugar de tratar de gobernar Internet con un puño de hierro, invite a un diálogo abierto y honesto. Anime a sus hijos a ser transparentes sobre sus actividades en línea y asegúrese de que sepan que siempre pueden hablar con usted si tienen alguna pregunta o si tienen problemas en la web. Para obtener los mejores resultados, considere comenzar la conversación temprano, trabajar juntos para establecer reglas básicas e involucrar a sus hijos en el proceso de toma de decisiones.

Adoptar un enfoque de colaboración y confiar gradualmente en que sus hijos tomen las decisiones correctas, en última instancia, les permitirá tomar mayor responsabilidad de su seguridad en línea.

3. Mantenga sus contraseñas en secreto

La mayoría de los niños aprenden a compartir desde una edad temprana, pero tendrá que enseñarles que hay algunas cosas que siempre deben guardar en secreto: sus contraseñas.

Una buena contraseña es fundamental para mantener sus cuentas seguras y evitar que los cibercriminales accedan a su información personal.

Existen algunas reglas básicas para crear una contraseña segura:

  • Cuanto más tiempo, mejor: le recomendamos apuntar al menos a 16 caracteres.

  • Hágalo único: no reutilice la misma contraseña para varias cuentas.

  • Hágalo al azar: evite usar frases comunes y referencias personales como cumpleaños, aniversarios, etc. No almacene sus contraseñas en un archivo de texto: si su sistema está comprometido, los atacantes pueden robar todas sus contraseñas a la vez. En su lugar, use un administrador de contraseñas confiable como KeePass.

Consulte esta publicación del blog para obtener información más detallada sobre cómo crear y almacenar contraseñas sólidas.

4. Ten en cuenta cómo usas las redes sociales.

Enseñar a sus hijos que solo porque puedan publicar algo en las redes sociales no significa que deban hacerlo (¡recuerde el punto 1!). Por ejemplo, sus hijos nunca deben compartir sus:

  • Contraseña

  • Ubicación

  • Número de teléfono

  • Otra informacion personal

  • Contenido que podría considerarse ofensivo.

También deben tener mucho cuidado de aceptar solicitudes de amistad y mensajes de personas que no conocen. Tómese un momento para revisar la configuración de privacidad de sus aplicaciones de redes sociales, ya que la configuración predeterminada puede revelar más información de la que usted y su hijo se sienten cómodos.

Además de pensar en el contenido que comparten, los niños también deben tener en cuenta el contenido que consumen y cuánto tiempo pasan en las redes sociales. Una variedad de estudios han encontrado un vínculo entre el uso de las redes sociales y la baja autoestima, la mala imagen corporal, la reducción de la calidad del sueño y otros síntomas depresivos.

5. ¿Cómo lidiar con el ciberacoso?

Hoy en día, el ámbito de la intimidación se extiende mucho más allá de los límites del patio de recreo de la escuela. Debido a la popularidad de las redes sociales, el ciberacoso (el uso de la tecnología para amenazar, acosar o avergonzar a otra persona) es común entre los niños y adolescentes. En los EE. UU., Aproximadamente el 15 por ciento de los estudiantes de secundaria han experimentado ciberacoso en el último año, según cifras oficiales del gobierno.

Siéntese con su hijo y elabore un plan de cómo lidiar con los ciberbully. Su estrategia específica dependerá de sus circunstancias, pero puede implicar que su hijo apague su dispositivo y le diga a usted, a su maestro u otro adulto en el que confían. Es posible que también deseen informar o bloquear el ciberbully a través de la aplicación de redes sociales.

Recuérdele a su hijo que, sin importar lo tentador que sea, bajo ninguna circunstancia debe tomar represalias o responder al acosador cibernético, ya que generalmente empeora la situación.

6. Pide permiso antes de instalar nuevas aplicaciones

Internet está repleto de todo tipo de juegos, aplicaciones de aprendizaje y herramientas creativas que seguramente atraerán a las mentes jóvenes, pero recuérdele a su hijo que tendrá que consultar con usted antes de que se instale en cualquier software nuevo.

¿Por qué? Bueno, muchos tipos de malware están diseñados para parecerse a aplicaciones legítimas. Cuando se ejecutan, estas aplicaciones maliciosas pueden tener efectos devastadores, incluido el robo de identidad, la pérdida de datos y el fraude financiero. Algunos tipos de malware pueden incluso auto replicarse y propagarse a otros dispositivos conectados a su red doméstica.

Es importante recordar que los dispositivos móviles no son inmunes al malware, por ejemplo, Google ha revelado que la cantidad de malware instalado desde Google Play aumentó en un 100 por ciento en 2018.

En el caso de que su hijo instale malware accidentalmente en su dispositivo, debe estar seguro de que su sistema está protegido. El software antivirus probado, como Emsisoft Anti-Malware y Emsisoft Mobile Security, puede desempeñar un papel crucial en la protección de los dispositivos de su familia contra todo tipo de malware.

7. Piensa antes de hacer clic

Anime a sus hijos a estar atentos en Internet y siempre recuerde que si algo suena demasiado bueno para ser verdad, probablemente lo sea.

Hable con sus hijos sobre cómo funcionan los ataques de phishing y por qué deben pensar con cuidado antes de hacer clic en cualquier enlace. Muéstreles cómo desplazarse sobre un enlace para verificar la legitimidad de una URL, enséñeles a reconocer los signos comunes de las estafas de suplantación de identidad (phishing) y aliéntelos a sospechar cuando lean correos electrónicos y abran archivos adjuntos, incluso si parece que se envían desde una dirección confiable.

Hay muchos ataques en línea que se dirigen específicamente a los niños, lo que potencialmente puede conducir a una infección de malware o fraude de identidad. Por ejemplo, en 2018, los autores de malware aprovecharon la moda actual de Fortnite al distribuir malware disfrazado de un aimbot (un tipo de trampa que se usa en los tiradores en primera persona que ayuda a los jugadores a apuntar perfectamente). De manera similar, más de 50,000 cuentas de Minecraft se vieron afectadas por malware en 2018 debido a las pieles de Minecraft infectadas.

Eduque a sus hijos sobre los peligros que implica descargar hacks de juegos, software pirateado y participar en competiciones fraudulentas.

8. Ser un ciudadano respetuoso de Internet.

Enseñe a sus hijos que Internet es efectivamente una extensión de la sociedad, y las reglas habituales de comunicación que se aplican en el mundo real también se aplican en línea. Eso significa que siempre deben ser corteses y respetuosos y nunca abusar de otras personas ni amenazar a nadie con violencia física.

Ayúdeles a comprender que aunque interactúan con una pantalla, todavía se comunican con una persona real con sentimientos reales. Recuerde la regla de oro de la netiqueta: si no se lo diría a la cara de alguien, no se lo diga en línea.

9. El equilibrio es clave.

Por último, pero no menos importante, recuérdeles a sus hijos que el equilibrio es la clave. Si bien la tecnología juega un papel central en nuestra vida cotidiana, es importante que los niños participen en otros pasatiempos e intereses para continuar desarrollándose como personas sanas y completas.

#Emsisoft #Seguridad #Cibernética #Hijos #ciberacoso #Ciudadano #Internet

47 vistas

Unete a nuestra lista de correo

No te pierdas ninguna actualización

Dirección: Juan Díaz,Calle No. 3, Oficina 6062

Panamá, Panamá

Teléfono: (507) 220-8465

Email: sales@sertecomsa.com

© 2016 por Sertecomsa